fbpx
  • info@naturaltravelturismo.com
  • BARILOCHE-PATAGONIA-ARGENTINA

El Bolson con Trochita Salida dia sabados

  • Duración: 12 horas
  • Ubicación:
  • Precio: Consultar
Consulta

Valor  Mayor

Menor de 6 a 12 años $

Jubilados

Valor para Residentes Argentinos 

Menores de 3 a 6 años solo pagan tramo terrestre Valor

Salidas días Sábados.
De 08 a 20 hs.

Rango Menores de 6 a 12 años.

Menores de 3 a 6 años solo pagan tramo terrestre Valor $ 2000.-

Visitamos primero la zona de El Bolsón, con una parada previa  en el Foyel, para luego conocer  los típicos rincones de este famoso pueblo del paralelo 42,  como la Feria de Artesanos,  por lo cual son muy famosos y la zona de piscicultura. 

Luego del almuerzo, nos dirigiremos al pequeño pueblo de El Maitén desde donde parte la Trochita.

La Trochita, también llamado “El Viejo Expreso Patagónico“, es un tren a vapor de 1922 que se mantiene funcionando en su estado original. Esto quiere decir que sus locomotoras Baldwin y Henschel, junto con sus tenders (vagón de agua y combustible que va detrás de la máquina), vagones de carga y coches de pasajeros, son mantenidos con todas sus piezas originales en los talleres de El Maitén, incluso el sistema de combustible para hacerlo rodar.

Es un ramal de “trocha super económica” de tan sólo 75cm. entre rieles, del tipo “Decauville” utilizados en la Primera Guerra Mundial. Su extensión es de 402 kilómetros que se desarrollan en la Patagonia Argentina. Actualmente funciona como tren turístico recorriendo 2:30 hs aproximadamente  desde El Maitén  hasta  el  desvio al Apeadero Ingeniero Thomae  y regresa a El Maitén.

La Trochita sigue corriendo sobre sus vías de trocha angosta. Ya no para hilvanar pueblos y transportar cargas, sino para contarle en primera persona a turistas de todo el mundo relatos de una Patagonia épica y sacrificada. Este Viejo Expreso Patagónico es un testigo que resistió al paso del tiempo gracias al compromiso de ferroviarios igualmente míticos que estuvieron, y que están todos los días, cuidando este patrimonio cultural único.

El sonido del silbato, de las toneladas de metal que se compaginan para moverse con parsimonioso carisma predisponen al viajero de un modo particular. Cada detalle del tren atrae la mirada. El resplandor del fuego que sostiene la presión en la caldera, los vagones de madera que se adivinan antiquísimos a simple vista, los pequeños bancos y las salamandras que evocan inviernos impiadosos en la meseta. Todo en el tren parece salido de un cuento o de una película.

A medida que el tren avanza, el paisaje va cobrando protagonismo. Ya no solo deslumbra el tren, sino los cerros que recortan el cielo y los animales que saludan a su paso; los guías complementan el espectáculo con la información clave para que todos los pasajeros puedan comprender y conocer a La Trochita con mayor profundidad.

Desde el Maitén regresamos a Bariloche.

 

 

Tags:

Dejar un Comentario

Otras Actividades